» » ¡Que se dijeron Polino y Pedro Alfonso en un ascensor?

¡Que se dijeron Polino y Pedro Alfonso en un ascensor?

Marcelo Polino y Pedro Alfonso se cruzaron el ascensor de la Cocina del Show. La casualidad hizo que se encontraran en ese momento,  y se dijeron de todo. Este es el diálogo. Imperdible!!!!

Polino y Alfonso en el ascensor

Empezó Polino: “Me molesta tu actitud en la pista, tratarte con guante de seda porque no se te puede decir nada. Que si un jurado te pone 9, el resto te tiene que poner 9. Es una actitud insoportable la que tenés”.

Contestó Alfonso: “A mí no me tenés que tratar con guantes de seda, pero vos me podés decir una cosa y yo te puedo contestar las cosas que no me parece que estén bien. Por ejemplo, cuando te vas de lo que es el baile y empezás a agredir. Vos también sos parte del show. Me quejo porque si hay tres 9 y después un 3, ya pienso que hay algo personal”

Polino dijo de Paula Chaves. “Ella te afecta negativamente. Viene ese combo, no sólo Paula, viene tu hermana, tu padre, te hacen el coro… Te hacen un acompañamiento, que cuando uno dice algo saltan. Es incómodo, me parece que te condiciona”.

Alfonso defendió: “Yo creo que no. A mí me pone bien que vengan. Nadie de mi familia te dijo nada. Paula desde ShowMatch jamás te dijo nada. Mi papá es muy educado, saben que hay algo personal. Son tres años ya…” “Considero que a veces te dejás llevar por lo personal y perdés objetividad, o te ensañás con algo, o ves el punto débil y hacés hincapié ahí. Estoy seguro que a veces te gustó un baile, pero igual no hacés caso a lo que te gustó”.

“Chicos, no son tan importantes como para cambiar de nota. Estás diciendo que algo que me gusta no lo puntúo bien. No tengo problema con nadie. Vos sos el participante más quejoso que hay en este Bailando. Te quejás del 3, de qué te dicen”, Adujo Polino. “Me quejé por las cosas que le decías a mi mujer”, increpó Alfonso.

“Tu mujer viene porque está aburrida y se pone a charlar, falta que se traiga la pava y el mate”, contraatacó Polino. “Viene para acompañarme, que por ahí ese concepto no lo tenés”, respondió Pedro, “Hay que tener cuidado, porque te puede comer el personaje de mala onda. Te podés relajar, te podés emocionar”.

A lo que Polino remató: “Mi consejo es que hagas terapia. Que resuelvas ahí lo que no podés resolver en la pista, estás con mucho éxito y todo te superó y ves en mí al enemigo de tu carrera y yo no quiero ese rol”.

Deja tu comentario

  • Nombre:
    E-mail:
    URL: (Opcional)